Cuentos Jasídicos al atardecer

Valeria me ha leído un cuento jasídico de rab Najman de Breslav. Como suele suceder con los cuentos jasídicos, he caído “redondito” en su juego… Desprecié al ignaro y milagrero jasíd y me identifiqué con el sabio rabino mitnag; y como él, he perdido. Si hubiese sido por mi, la Redención seguiría esperando. El final de cuento me dio una sorpresa mucho más grande que cuándo vi el final de la Ultima tentación de Cristo o Sexto Sentido, porque a diferencia de la ‘reproductibilidad técnica’ del cine, en el cuento hay un narrador y un público que comparte y construye al mismo tiempo la realidad. Si se prefiere, el cuento, la fabula, la leyenda es puro PaRDeS, es decir, un jardín.

Todo comenzó porque Valeria buscaba información sobre los Cuentos Jasídicos para realizar su paper de final de semestre del diplomado en religión que realiza. Escogió un tema interesante y vital. Siempre he pensado que los cuentos jasídicos, como los cuentos en general entregan mucha más información de la que parecieran a primera vista mostrar. Primero, sobre el contexto sociohistórico en que se crearon; luego sobre las necesidades de quienes los relataron, atesoraron y transmitieron; y por último, nos habla sobre los modos de quienes los recepcionan, es decir quienes son sus herederos, legítimos o naturales.

Por eso, para acercarse a ese mundo, nada mejor que visitar la pagina de los cuentos jasídicos. Ahí se puede empezar por los antecedentes y fuentes de cuentos jasídicos; seguir por la necesaria teorías de la narración jasídica y los temas que en ella se encuentran. Por supuesto eso incluye, estudios sobre la mística y espiritualidad tan propia del jasidísmo.

En general, la página pone énfasis sobre los mismo que le comentaba en la tarde a Valeria; el cuento jasídico, o por lo menos su lectura actual logran una correlación de sentido a nuestra experiencia de vida contemporánea. Y esto es magnifico porque hablamos de una tradición narrativa del siglo XVI – XIX que tienen predilección por la transmigración de almas y otros tópicos análogos; todo asuntos para nada cercanos al proyecto ilustrado de la modernidad. Si se prefiere son parte de la familia del iberoamericano Pedro Urdemales, los quirquinchos parlantes del mundo aymara y los diablos mineros del Norte Chico chileno, por dar algunos ejemplos queridos para mi. Eso significa que hoy, si nos diésemos maña y el empeño hermenéutico, no sólo podemos interpretar las historias jasidicas de modo individual sino que también podemos crear, preparar y declamar nuestras propias historias jasídicas.

Si tuviera que hacer una breve introducción al origen de esta tradición narrativa e ideológica diría que son resultado cuasi-directo de un momento de profunda crisis en la judeidad de Europa del Este producto de las matanzas de Chmielnicki, en el siglo XVII y el trauma luego de la apostasía de Shabbetai Zvi, el “falso mesías” que llevó a la virtual extinción del curso de la vida judía en el Este. A partir de esa indefensión y precariedad, el judaísmo se reconstituyó en función del surgimiento del movimiento jasídico, y este a su vez dio origen a multitud de historias de tzadikim jasídim, donde estos, en general hombres simples, llanos, pobres, aparecen como protagonistas de sus propias enseñanzas y de su capacidad de cambiar nuestros corazones y la suerte de la humanidad.

Bibliografía recomendada:
La página en comento también reseña una imprescindible colección de lecturas para acercarse al fenómeno.

Shivhei Ha-Besht, o “Elogio del Baal Shem Tov,” fue la primera colección de cuentos publicada sobre el fundador de movimiento jasídico. Al respecto Moshe Rosman, en Life Stories: Gedolim Ma’aseh Zaddikim, le da un giro contemporáneo al texto y se pregunta “¿Qué nos enseñan estas historias acerca de la vida real de la Baal Shem Tov?” La conclusión es interesante, pues Rosman demuestra que este tipo de historias son más históricas y menos legendarias que otras colecciones iniciales y, de hecho, la lectura Shivhei Ha-Besht puede cambiar nuestra comprensión de la naturaleza y contribuciones del Baal Shem Tov .

Peninnah Schram en The Nigun in a Hasidic Story investiga el rol de la música en el movimiento jasídico así como las experiencias de aprendizaje en el contar una historia/canción.

Arnold Band se inscribe con The Bratslav Theory of the Sacred Tale, un ensayo importante y necesario para quien desea penetrar el espacio diegético de los seguidores de rabbi Najman de Breslav. Band se encargará de demostrar como el rabino Najman y sus discípulos creyeron en el poder espiritual de las historias santas [justas] para cambiar el universo. “Los cuentos tienen una especificidad terapéutica, la función cósmica: redimir las almas del espacio vacío.”

Storytelling and Spirituality in Judaism de Yitzhak Buxbaum, describe la importancia

Continúa leyendo Cuentos Jasídicos al atardecer