¿Puede la cultura judía sobrevivir? Theodore Bikel nos mostró como

Hace diez años exactos Theodore Bikel presentaba un taller de preguntas y respuestas en el Centro Comunitario de San Francisco, CA. Fue una rica discusión que hasta hoy se recuerda como un resumen de la visión de Bikel hacia la pregunta típica ¿cómo puede la cultura judía sobrevivir?.

Una persona del público manifestó su preocupación sobre que el judaísmo estaría al borde de la extinción a menos que la vida sinagogal pudiese cambiar el rumbo de la asimilación, y luego le preguntó a Bikel: “¿Cómo va a surgir un arte judío si somos sólo espectadores?”. Bikel respondió, con la idea del doikayt  de volver a la responsabilidad individual dentro de la cultura más grande. “Hay que trabajar como un judío, al igual que debe trabajar como un ser humano”, dijo.

En otra entrevista declaró: “Quedó claro que yo nunca compartí la expresión de mucha gente ante los problemas que afectan a los demás como ´no es mi lucha´. Cada vez que veo a un individuo o grupo perseguido, automáticamente los identifico como judíos”.

Bikel siempre abogó –y efectivamente trabajó— por la asociación entre pares y la solidaridad efectiva con las comunidades que se sufren. La es que campañas locales pueden hacer cambios en la vida de los individuos y dar oportunidad a cambios sistémicos de largo plazo que modifiquen y superen los sistemas de la opresión. Esa tradición se llama doikayt, un término acuñado por Vladimir Medem. El teórico francés la entendía como “aquí-dad”, o el llamado al “aquí y ahora”.

La base teórica no puede ser más razonable, como explica Daniel Blatman el historiador de historia polaca y centroeuropea, el doikayt se basa en “la creencia de que el futuro del pueblo judío sería mejor si se desarrolla en los mismos lugares en los que ha experimentado su pasado, y donde ha creado y desarrollado sus recursos culturales”.

No se trata de ser cándidos, por supuesto conozco las críticas y observaciones, desarrolladas con extensión por el mismo Blatman en Polin: Jews, Poles, Socialists – The Failure of an Ideal. Si alguien desea profundizar, un libro que arroja luz sobre la historia del socialismo en Europa centro-este y la complejidad de los problemas nacionales de allí pero que son extrapolables sin dificultad a todo el movimiento ídischista.

No queda más que celebrar la vida contagiosa de modernidad y tradición de Theodore Bikel. Su biografía y su trabajo siempre proporcionará un buen contexto para una discusión abierta que, inevitablemente, tendrá que llevarse a cabo si queremos un futuro ético, o como se decía a la hora del brindis en las primeras reuniones  poaleisionistas de los 30s o las ikufistas de calle Arturo Prat en los 50s: Far ashenerer, un beserer velt!, por un mejor y más hermoso mundo.

CITAS DE RECOPILADAS Theodore Bikel

PALABRAS Y CAUSAS // Prefiero hacer causa común con aquellos cuyas armas son guitarras, banjos, violines y palabras.

ENERGÍA, FUERZA // Con demasiada frecuencia, la arrogancia acompaña a la fuerza, y nunca debemos asumir que la justicia está en el lado de los fuertes. El uso de la energía siempre debe ir acompañada de la elección moral.

ARTE, LENGUAJE Y PASADO // Ninguna herencia de la humanidad capta el pasado como lo hacen el arte y el lenguaje.

ESPERANZA Y ODIO // Siempre me he esforzado por dignificar la voz de la esperanza de un mundo donde el odio deje paso al respeto y la opresión a la liberación.

DEMOCRACIA Y VIDA // Creo firmemente la vida judía, de hecho, cualquier vida de forma comunal, sólo puede ser organizada de acuerdo a principios democráticos.

UNIVERSALISMO Y HUMANIDAD // Soy un universalista, dedicado con pasión a la causa de la igualdad dentro de la familia humana.

APRENDIZAJE // Se aprende más de los fracasos que de los éxitos.

MITZVÁ, DEBER // Sé a ciencia cierta en un solo mandamiento, una obligación, que Dios nos impone, y que es ser compasivo con los demás seres humanos.

TEXTOS Y RELIGIÓN // Yo no soy un judío religioso, sin embargo estoy bien versado en la religión. Yo puedo leer la Biblia como literatura y como poesía.

UNIDAD // Sin duda, la unidad es algo que desear, se lucha por ella, pero no puede ser buscada su existencia por meras declaraciones.

TIEMPO Y STATUS QUO // Ningún movimiento puede darse el lujo de ser atrapado en un túnel del tiempo y existir en un estado de animación suspendida.

MODERNIDAD Y TRADICIÓN // Usted realmente no necesita la modernidad para existir total y completamente. Se necesita una mezcla de modernidad y tradición.

ISRAEL, LO CORRECTO Y LA CRITICA // Yo soy sionista, un ardiente partidario de Israel, su defensor cuando considero que Israel está en lo correcto y crítico cuando considero que está incorrecto.

PALABRAS Y POCOS // Después de la llegada de la palabra escrita, las masas que no podían —o  no se les permitía— leer, se les entregó sermones por los pocos que podían.

CINE // Estoy lleno de asombro por los cineastas que tienen la capacidad para remover y devolvernos la sensación de asombro.

JUBILACIÓN // “Retirarse” – dentro de esa palabra está “agotado”, y yo no estoy cansado. [Por eso] Yo no creo en la jubilación, de verdad.

ARTE E HISTORIA // En mi mundo, la historia se reduce a la lengua y el arte. A nadie le importa mucho sobre que se libraron batallas, quienes las ganó y quién las perdió; a menos que haya una pintura, una obra de teatro, una canción o un poema que hable del evento.

CULTURA Y JUDAÍSMO // Lo que me motiva no es ni el orgullo ni la arrogancia sectaria etnocéntrica. Yo no pretendo que la cultura judía sea superior a otras culturas. Pero es la mía.

ACCIÓN Y DOCUMENTALES // Al mostrar el hambre, las privaciones, la miseria y la brutalidad, así como la resistencia y la nobleza, los documentales informan, empujan nuestros recuerdos, e incluso nos moverán hacia la acción. Tales películas batallan por nuestra alma.

VANIDAD, DESEOS // Si tengo un deseo de vanidad ese sería dirigir. Es la única cosa que aún no he hecho y que me gustaría.

MUERTES, CONFLICTO Y NIÑOS // Pero hay una diferencia aquí: Cuando los niños judíos son asesinados, los árabes celebran. La muerte de un niño árabe no es motivo de celebración en Israel.

AGREDECER // Aunque estoy profundamente agradecido de mucha gente, yo renuncio a la tentación de nombrarlos por miedo que pueda cometer alguna omisión.

Un comentario en “¿Puede la cultura judía sobrevivir? Theodore Bikel nos mostró como

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s