Música en el exilio: compositores judeopolacos

El http://www.jewishmuseum.org.pl (Museo de historia de los judios polacos) realizará esta semana un evento extraordinario, el concierto del ARC Ensemble (Toronto), “Música en el Exilio”,  este miércoles 03 de septiembre, a las 19,00 en el estudio W. Lutoslawski de la Polskiego Radia en Varsovia.

Mieczyslaw Weinberg. Moisei (Moishei) Samuilovich Vainberg

ARC Ensemble, es un conjunto de música de cámara canadiense compuesto por un grupo de artistas del Conservatorio Real de Música de Toronto. El propósito de los autores del proyecto ‘Música en el exilio’ es presentar la mejor música clásica de aquellos compositores judíos polacos cuya labor fue realizada durante la Segunda Guerra Mundial, en el exilio.

 

Esta vez, los artistas de Canadá descubrirán al público polaco la aún poco conocida música de cámara de sus compatriotas Mieczyslaw Weinberg, Alexander Tansman y Szymon Laks.

Mieczyslaw Weinberg (Moishei Vainberg) (1919-1996) es uno de los más grandes compositores del siglo 20. Hasta hace poco era desconocido y olvidado, y hasta el día de hoy sigue siendo visto a la sombra de su gran amigo Shostakovich. El sitio Classical.net a reseñado sobre él ” […] Weinberg es el tercer gran compositor soviético, junto con Prokofiev y Shostakovich.” Su muerte en Moscú el 26 de febrero de 1996, a la edad de 76  años, puso fin a una vida que distó mucho de ser fácil, pero que fue sufragada con la fortaleza que da su música: tenacidad y fortaleza.

Szymon Laks (1901, Varsovia – 1983, París) violinista, director y compositor, estudió matemáticas durante dos años en la Universidad de Vilna antes de entrar en el Conservatorio de Varsovia, donde se convirtió en estudiante del pianista Roman Statkowski, Henryk Melcer y Piotr Rytel (1921-24). En 1926 se trasladó a París para estudiar con Pierre Vidal (composición) y Henry Rabaud en el Conservatorio de París. Detenido por los alemanes en 1941, pasó tres años en los campos de concentración de Auschwitz y Dachau. Szymon Laks sobrevivió a la inhumanidad de los campos de concentración nazis y esa experiencia la excribió en un conmovedor e ingenioso libro de memorias, La musique d’un autre monde, publicado en 1948 en París y posteriormente en inglés por Northeastern University Press recien en ss, 1989.

Sería la música, literalmente, lo que salvó a Laks; como miembro de la orquesta del lager (violinista, director y arreglador), fue eximido de la odisea diaria del trabajo físico que causó la muerte de tantos a su alrededor. Al mismo tiempo, Laks fue testigo de la Shoá y experimentó de primera mano la irrelevancia del arte en medio de la destrucción total de todos los valores humanos, como ocurrió en los campamentos. La destrucción afecta su música y una gran cantidad de sus manuscritos se perdieron durante la guerra. En 1945 regresó a París, y promocionó la música en los círculos de emigrados polacos. Las composiciones de Laks pueden describirse como neo-clásicas; dejó varios cuartetos de cuerdas, suites sinfónicas, así como muchas obras de cámara y canciones.

Alexandre Tansman (1897, Łódź -1986, París) fue un prolífico compositor y virtuoso pianista. Pasó sus primeros años en su país natal, Polonia, pero vivió en Francia durante la mayor parte de su vida. Su música es fundamentalmente neoclásica, basándose en su patrimonio polaco y judío, así como sus influencias musicales francesas. En lo personal lo conozco por su opera comica Shabetai Zvi o el falso profeta, una mezcla curiosa entre clasisismo y avant garde.

Un comentario en “Música en el exilio: compositores judeopolacos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s