Argelia: la nación que vence al terror yihadista

El propósito de este artículo es responder como Argelia está haciendo frente al brutal terrorismo residual de los 90’s. Un fenómeno, que lleva a preguntar: ¿Quienes son estos nuevos terroristas? ¿Cómo están organizados? ¿Quién financia el terrorismo en Argelia?, ¿Cómo, y con qué método? ¿Cuáles son sus beneficios? y, ¿Cual es la estrategia para luchar de modo eficaz contra el terrorismo en Argelia?

Luego de los oscuros años de 1990, de la guerra civil, sus 200.000 muertos, como de la Política de Reconciliación Nacional del presidente Bouteflika (discutible según algunas opiniones); un respetable período de calma dio esperanzas al pueblo argelino, pero el temor y ansiedad retornaron a los rostros luego de los recientes y espectaculares ataques terroristas que han sacudido el 2007 y 2008 al norte de Argelia, en especial a las ciudades de Argel y Kabilia.

Es que el antiguo terrorismo argelino, nacido en los años 90’s es para muchos locales como una suerte de volcán, que estuvo dormido durante algunos años, y que de modo esporádico, escupe hirviente y furiosa, su devastadora lava.

Hay que consignar que se trata de células devastadoras pero que responden a una suerte de terrorismo residual, esporádico, y que no pueden compararse en intensidad o brutalidad, o en las pérdidas humanas y materiales, con aquel terrorismo que llenó de dolor al mundo hace casi 20 años. La situación de seguridad en Argelia ha mejorado claramente, pero este triunfo contra el terror de los 90’s es también la causa que ha llevó a los terroristas a cambiar sus métodos y revisar el declive de su proyecto expansivo.

¿Quiénes son estos terroristas, y cómo se organizan?

Hay consenso (prensa, INTREPs, think-tanks) que los activistas de Al Qaeda por el Magreb Islámico (AQMI), el ex-GSPC argelino, dirigido por Abdel Droukel, alias Abdelwadoud, se apoyan en torno a un núcleo duro (yihadistas extremistas) cuyo cuartel general se encuentra en el denso e impenetrable bosque de montaña de la región de Boumerdes, con comunidades dispersas por todo el macizo forestal de la zona. Este núcleo mantiene la unidad y coordinación de varios grupos de supervivientes del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate de los años 90. La cadena sigue por los activistas que se mueven en libertad: ex militares de alto nivel, hoy dogmáticos islamistas, yihadistas extranjeros en especial de países vecinos, jóvenes decepcionados de la política argelina y al final de la cadena, los jóvenes adolescentes urbanos-populares en situación desesperada. Es evidente que este último segmento es sometido a un verdadero trabajo de adoctrinamiento, por quienes la prensa argelina llama “traficantes de la muerte”.

En los 90’s la organización del GSPC estaba distribuida en nueve wilayas, en la actualidad AQMI funciona con sólo cuatro, a saber; la del Norte, Kabilia, Oriental y el Sáhara. A la cabeza de cada wilaya, un jefe puesto por Droukel, llamado “Emir”, que dispone a su vez de varias brigadas dirigidas por jefes de célula. Muchos emires han sido asesinados por las fuerzas de seguridad, otros aprovecharon la Ley de Reconciliación Nacional para deponer sus armas. La presión contra ellos es grande, hace pocos días (19 de julio) el Departamento del Tesoro de Estados Unidos congeló los activos asociados en el país del Norte a cuatro emires “políticos”.

En pasos de realizar esta deposición de armas se encuentra el grupo del Sáhara. Como lo explica Hamida Layachi, director del diario Djazair News de Argel, esto en razón que Al Qaeda para el Magreb se ha debilitado por sus propios conflictos internos entre el ala de Kabilia, la de los árabes, y la del desierto, que encabeza el mítico emir del wilaya 9, Mokhtar Belmokhtar. Acechado con intensidad durante años este se ha escindido de la organización y negocia su entrega con las autoridades. Algunos dicen que incluso esto ya ha sucedido y que Belmokhar estaría en manos del ejército argelino en alguna parte en el Sáhara. Sobre las zonas del Oeste argelino que parecen limpias, hay que señalar que esas fronteras del Oeste y su relieve montañoso se señalan por las unidades antiterroristas argelinas como una base logística para el AQMI. De hecho, Gendarmería argelina luego de la captura de varias bandas de frontera confiscó varios miles de minas antipersonales y otras armas.

Financiamiento del terrorismo en Argelia ¿Cómo, y qué de que modo?

La cuestión del financiamiento del terrorismo en Argelia está sujeto a mucha especulación. Algunas situaciones son fáciles de revelar en cambio, otras, siguen siendo del dominio de la sospecha. En el primer caso hay claridad respecto al financiamiento interno (Argelia), la parte exterior, es decir, que a muchos argelinos sospechosos no se les puede conectar de modo fehaciente su vinculación con organizaciones internacionales estatales y no estatales, patrocinados o no por gobiernos extranjeros, democrático o no.

Si seguimos las afirmaciones de los funcionarios de seguridad de Argelia, el salafismo tendría el control de buena parte del tráfico de drogas procedente de Marruecos. Otros periódicos hablan sin rodeos de lavado de dinero mediante bienes raíces. Los últimos años también se ha visto el uso del secuestro como una nueva forma de reflotar las arcas de AQMI.

El Ministro del Interior argelino, dijo ante el Senado, el 15 de mayo pasado, que el número de secuestros registrados en Argelia durante 2007 ascendió a 375. De ellos, 115 casos tenían una relación con el terrorismo. El volumen total de dinero exigido por los secuestradores en los casos de secuestros cometidos por terroristas se estimó en 6 millones de dinares.

Pero esa no es la única fuente de ingresos, pues el salafismo yihadista está utilizando el bandidaje puro y simple. Los principales ataques armados, saqueos y robos de bienes realizados por delincuentes comunes están empezando a tener vinculaciones, como la aprobación a posteriori del Al Qaeda por le Magreb Islámico. Como sucedió en los años 70 y 80’s en Sudamérica, dónde la delincuencia común entró en contacto con presos políticos con preparación militar. La prensa argelina ha dado cuenta de estas vinculaciones en los asaltos a varios bancos, oficinas de correos, gasolineras y empresas, en especial en ciudades pequeñas y aislada. Dónde el robo de automóviles, camiones, ganado y menudencias como teléfonos celulares, se venden luego en los shuks tunecinos, marroquíes, malienses… etc.

Las editoriales destacan que la organización yihadista parece transitar hacia un sistema de mafia italiana, vaciándose cada vez más de su fondo ideológico, la Yihad. Sin embargo consultado Hamida Layachi por la solución del conflicto, este dice que no pasa necesariamente por liquidar a AQMI sino por la reformar el islam en Argelia, empezando por el que se practica en las mezquitas. Explica Layachi: “Éstas siguen casi todas fuera de control y en ellas se difunde el salafismo. De ahí a la violencia sólo hay un paso”.

2 comentarios en “Argelia: la nación que vence al terror yihadista

  1. Pingback: R e v i s t a O z

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s